En las empresas que producen/reponen contra stock, para poder reducir los stocks garantizando el servicio, es fundamental que el proceso de planificación de las compras y de la producción esté perfectamente engranado con las previsiones de ventas y con la toma de los pedidos.

Esto significa mantener unos stocks mínimos de materias primas y de producto acabado ajustado al consumo real en cada periodo e implica una reacción rápida de la planificación ya que un incremento en la demanda de los pedidos puede provocar que la cantidad de producto o materia prima disponible quede por debajo del stock mínimo.

Para calcular los stocks mínimos hay que tener en cuenta el plazo mínimo de reacción necesario para reponer el stock. Si conseguimos reducir el tiempo de reacción en producción (aplicación de SMED, TOC, JIT…) y en compras (gestión de proveedores), reduciremos la necesidad de stock, lo cual implica ahorro y liquidez.

Para poder llevar esto a cabo, necesitamos incluir todos los cálculos en el sistema informático de tu empresa y de nuestros Cuadros de Mando. Cuanto mayor sea la integración, menor trabajo administrativo tendrás que desarrollar y mayor ahorro de stock conseguiremos. Así como reduciremos esos pequeños sustos para servir pedidos.

En HEELFE somos especialistas en el diseño de las adaptaciones del ERP de la empresa, realizamos propuestas sostenibles y dirigimos las iniciativas necesarias para su integración, comprobando su eficacia.

Esto nos permite dar fechas reales de servicio cuando tomamos un pedido desde el ERP. Si la fecha demandada por el cliente no es posible, hay que ser rápido en la respuesta e indicarle lo antes posible la situación, ya que no hacerlo puede ofrecer una grave problema de confianza y calidad del servicios.