SMED significa Single Minute End of Die,

lo que en español se traduciría como “cambio de matriz en menos de 10 minutos. Consiste en la reducción de los tiempos de cambio en máquina entre artículos.

Dentro del concepto Lean, es importante la fabricación PULL, es decir, que tire de la producción, lo cual supone constantes cambios de máquina. Por eso es importante que esos cambios sean lo más cortos posible…

El tiempo que invertimos en adaptar una máquina para fabricar otro tipo de producto o pieza es un “desperdicio”, es un tiempo que no aporta valor.por eso según el concepto lean manufacturing, hay que acabar con él. Para ello se utiliza la herramienta SMED, que consiste en observar y cronometrar todas las operaciones que se realizan dentro del cambio de partida para mejorar el método, lo cual se hace:
• Realizando el máximo número de operaciones posibles mientras la máquina está produciendo la partida anterior.
• Equilibrando el trabajo de todos los operarios que intervienen para reducir el tiempo total de máquina parada.
• Mejorando las operaciones mediante ingeniería: cambio de método, diseño de útiles especiales, uso de estándares para el ajuste…
Todo esto es especialmente importante para las empresas que tardan mucho tiempo en hacer un cambio de partida (horas), pues aplicando SMED se consiguen ahorros de tiempo superiores al 20% fácilmente, lo cual supone horas y horas de producción ganadas al cabo de año.

Empleamos SMED de forma habitual en los proyectos de mejora de rentabilidad de nuestros clientes ¿Quieres saber más sobre SMED? Contacta con nosotros.