El stock es un recurso que sirve para protegernos de los incumplimientos en el servicio de los pedidos, pero es un recurso que sangra la liquidez de la empresa y limita su crecimiento.

Todo el mundo en la empresa, salvo el Gerente y el Director Financiero, están interesados en un alto nivel de stock porque les protege de los problemas. El comercial para atender a mejor a sus clientes, producción para evitar urgencias e incumplimientos y el personal de fábrica para evitar horas extras sorpresa.
Por eso no es de extrañar que en muchas empresas sino se han podido revisar los datos con frecuencia, nos encontremos con un exceso de stock.

Un exceso de stock se puede esconder en:

  1. Productos con un stock desproporcionado con la venta.
  2. Productos que se producen/reponen en grandes series de forma innecesaria.
  3. Productos de temporadas pasadas que no se han descatalogado y se siguen reponiendo (y en ocasiones hasta liquidando).
  4. Materias primas con un stock desproporcionado al consumo.
  5. Materias primas que se compran en lotes excesivamente grandes debido a la imposición del proveedor actual.
  6. Materias Primas que se siguen reponiendo en grandes lotes por costumbre.
  7. Materias Primas que se reponen en grandes lotes por el plazo inseguro o calidad variable del proveedor actual.

Estos problemas se pueden resolver de forma relativamente sencilla una vez se detectan. Lo complicado es evitar que vuelva a suceder si no se implanta un sistema eficaz de información y decisión.

En HEELFE te podemos ayudar a revisar tus almacenes y a poner en marcha la infraestructura necesaria para evitar desviaciones futuras.

La gestión de los stocks tiene una estrecha relación con los métodos de planificar la producción y las compras, por lo que se suele tratar en conjunto.