Cuando los mercados no estaban saturados el cálculo del precio se calculaba añadiendo el margen que se quería obtener al coste calculado del producto. Desde hace tiempo esto ya no es así para la inmensa mayoría de las empresas.


El precio viene marcado por el mercado

y el empresario tiene que conseguir producirlo con un coste inferior al precio de mercado,

no solo para conseguir margen sino para tener una posición defendible pues…todos los competidores están intentando bajar costes para ofertar un producto con mejor relación calidad/precio y darle un “bocado” a tu cuota del mercado.
En definitiva el empresario está en una carrera sin fin para bajar costes. Si te has quedado sin ideas HEELFE te ayuda con profesionales expertos. Para conseguir reducir los costes estudiamos toda la cadena logística desde los aprovisionamientos hasta la entrega, pasando por la forma de planificar la producción, los rendimientos de máquinas y trabajadores, los costes de calidad, y los trabajos administrativos en todas las áreas de la empresa.